Cambiar de neumáticos

El momento adecuado para cambiar de neumáticos

Todos los vehículos requieren un mantenimiento periódico para evitar eventuales averías u otros problemas que pueden surgir. En la actualidad, es necesaria una revision coche completa, ya que todas las piezas se vensometidas a un cierto desgaste. Entre los elementos más importantes y que deben gozar de prioridad se encuentran los neumáticos.

Aunque son la base principal de nuestra seguridad, son los primeros en estropearse, por lo que el cambio neumaticos es inevitable al efectuar operaciones de mantenimiento. En caso de que se tengan dudas, resulta preferible solicitar la opinión de un especialista.

En cualquier caso, es obligatorio cambiarlos cuando presentan: deformaciones o cortes peligrosos, grietas u otros signos de envejecimiento o un desgaste irregular. Si, tras una revisión regular u otro tipo de control, el técnico que ha examinado el vehículo recomienda sustituir los neumáticos, lo único que habrá que hacer será seguir su consejo y ponerse en contacto con una tienda especializada en la venta neumaticos.

En este tipo de casos, generalmente se acuerda una segunda visita para que el técnico pueda verificar si se ha seguido su recomendación. Existen ciertos tipos de neumáticos que no se pueden reparar, por lo que, en caso de pinchazo, habrá que sustituirlos.

Cuando se ha recorrido algunos miles de kilómetros recorridos, las ruedas comienzan a estropearse y llegan al límite de desgaste máximo, por lo que también es momento de considerar su sustitución. Si, tras una operación de mantenimiento, se considera que aún no hay necesidad de cambiar los neumáticos, al menos se debe controlar regularmente su presión, ya que, si les falta o sobra presión, pueden suponer un riesgo. Además, un inflado correcto contribuye a reducir el consumo de combustible y amplía la vida útil de los neumáticos. El control de la presión se debe efectuar, al menos, una vez al mes.

Todos los vehículos requieren un mantenimiento periódico para evitar eventuales averías u otros problemas que pueden surgir. En la actualidad, es necesaria una revision coche completa, ya que todas las piezas se vensometidas a un cierto desgaste.

Entre los elementos más importantes y que deben gozar de prioridad se encuentran los neumáticos. Aunque son la base principal de nuestra seguridad, son los primeros en estropearse, por lo que el cambio neumaticos es inevitable al efectuar operaciones de mantenimiento. En caso de que se tengan dudas, resulta preferible solicitar la opinión de un especialista.

En cualquier caso, es obligatorio cambiarlos cuando presentan: deformaciones o cortes peligrosos, grietas u otros signos de envejecimiento o un desgaste irregular. Si, tras una revisión regular u otro tipo de control, el técnico que ha examinado el vehículo recomienda sustituir los neumáticos, lo único que habrá que hacer será seguir su consejo y ponerse en contacto con una tienda especializada en la venta neumaticos.

En este tipo de casos, generalmente se acuerda una segunda visita para que el técnico pueda verificar si se ha seguido su recomendación. Existen ciertos tipos de neumáticos que no se pueden reparar, por lo que, en caso de pinchazo, habrá que sustituirlos. Cuando se ha recorrido algunos miles de kilómetros recorridos, las ruedas comienzan a estropearse y llegan al límite de desgaste máximo, por lo que también es momento de considerar su sustitución.

Si, tras una operación de mantenimiento, se considera que aún no hay necesidad de cambiar los neumáticos, al menos se debe controlar regularmente su presión, ya que, si les falta o sobra presión, pueden suponer un riesgo. Además, un inflado correcto contribuye a reducir el consumo de combustible y amplía la vida útil de los neumáticos. El control de la presión se debe efectuar, al menos, una vez al mes

Deja un comentario