Invitación para comunión

Tarjetas de comunión: ideas y textos para redactar una invitación de comunión.
La comunión, al igual que ha ocurrido con el bautizo, es una celebración que ha ido magnificándose con el tiempo. Si antaño asistían únicamente los familiares más íntimos, hoy en día el número de invitados suele ser bastante más numeroso, dependiendo un poco del poder adquisitivo en cada caso.
Ya no se invita únicamente a los familiares, también se invita a la comunión a los amigos de los padres, y en muchas ocasiones a los amigos del niño. Por lo tanto empieza a tener sentido el envío de tarjetas de invitación para la comunión.

¿Cómo debe ser una tarjeta de comunión? ¿Qué debemos poner en la invitación a la comunión de nuestro hijo? Hay bastante libertad en cuanto al estilo de estas tarjetas. Podemos hacerlas formales y clásicas, con fondo blanco y un tipo de letra elegante. O podemos hacerlas más informales, divertidas incluso, con simpáticos dibujos que simbolicen la alegría que representa esta celebración.

La tarjeta debería transmitir sensaciones y sentimientos. Si el número de invitados no es demasiado elevado podemos incluso hacer las tarjetas personalizadas para cada uno, sobre todo para los niños.
El texto para la invitación de comunión variará en función de las preferencias de cada uno, pero puede iniciarse con algo similar a esta frase:

“Nosotros, …. y …. (nombre de los padres), tenemos el grato placer de invitarles a la primera comunión de nuestro hijo, …. (nombre del niño) que tendrá lugar el día …. (fecha), a las …. (hora), en… (lugar).”

Se puede incluir seguidamente una pequeña foto del niño, o una foto familiar, la que más nos guste.

Para finalizar la tarjeta de invitación a la comunión no debemos olvidarnos de agradecer la asistencia y dar un teléfono, dirección, o incluso dirección de correo electrónico, para que los invitados puedan ponerse en contacto con nosotros en caso necesario

Deja un comentario