Longboard

El longboard como medio de desplazarse

Para aquellos que aun no están familiarizados con el longboard, creo que aquí hay una buena oportunidad para aprender. El longboard es una variante del skateboard. A primera vista, puede parecer un longboard muy similar si no idéntico a la idea estereotipada de una tabla de skate, pero en realidad son muy diferentes. Longboard normalmente se confunde con las tablas de surf longboard, así que no los mezcles! Skate Longboards se utilizan para terrenos duros como el asfalto, hormigón, baldosas, madera, etc Aunque algunos longboards pueden parecer muy similares a los mountainboards, por lo general los longboards no están diseñados para offroading. A diferencia de los skateboards, los longboard no se utilizan normalmente para rampas o trucos de skate. En mi opinión, el longboard más se parece al snowboard o al surf en el pavimento, con un énfasis en la velocidad, maniobrabilidad y estabilidad. Aunque, los trucos se pueden realizar en longboards, como el deslizamiento cada vez más popular y el caminar/bailar sobre la tabla.

En mi opinión, el uso más común de los longboards es simplemente el transporte. Al igual que andar en bicicleta o patinar, se puede utilizar el longboard como otro medio de desplazarse, ya que algunas tablas están diseñadas para moverse con rapidez mientras proporcionan una buena estabilidad. Los longboards completos con sus diferentes formas y tamaños suelen atraer mucha atención, llegando a tener 80plg (2 metros) de longitud. La conveniencia de los longboards es que uno no está conectado físicamente a a la tabla como si estuviera en el snowboard o wakeboard. Además, algunos longboards son pequeños y suficientemente ligeros como para que uno pueda llevárselo a todo lado, a diferencia de la mayoría de bicicletas. Para la mayoría de las tablas, no es necesario un soporte especial en el coche para el transporte, porqué posible que quepa en su asiento de atrás.

El Longboard es sin duda un deporte divertido y emocionante, y en mi opinión personal, bastante fácil de aprender. Debido a que la mayoría de las tablas están diseñadas con la estabilidad en la mente, no se necesita mucho tiempo para acostumbrarse a simplemente montar una. Si alguna vez tuvieres la oportunidad de dar una vuelta, estoy seguro que te va a encantar al igual que yo. Además no son caros, quedando entre los 140 euros para un modelo más básico y los 300 euros si elijes un más pro. Para empezar busca siempre consejo con algún longboarder conocido tuyo. En casi todas las ciudades hay quedadas o locales perfectos para este deporte. ¿Te apuntas con nosotros al Longboards España?

Deja un comentario